• Imprimir

Programas de colaboración social

La colaboración social es una medida impulsada para fomentar el empleo. Mediante los programas de colaboración social, las administraciones públicas pueden contratar, temporalmente, personas que están en situación de paro y perceptoras de prestaciones por desempleo para llevar a cabo obras y servicios de interés general.

Las personas que participan en los programas de colaboración social tienen derecho a percibir, con cargo al Servicio Público de Empleo Estatal, la prestación por desempleo. El compromiso de las administraciones públicas solicitantes es complementar esta prestación de acuerdo con lo que se establece normativamente.

Cualquier administración pública que esté interesada, así como los organismos autónomos de carácter administrativo dependientes de estas administraciones pueden solicitar participar en los programas de colaboración social.

Los programas de colaboración social que se presenten tienen que cumplir los requisitos siguientes:

  • Ser de utilidad social y redundar en beneficio de la comunidad.
  • Prever una duración máxima del trabajo coincidiendo con el tiempo que le falte a la persona trabajadora para percibir la prestación por desempleo que se le ha reconocido.
  • No puede implicar un cambio de residencia habitual para la persona.
  • El puesto de trabajo tiene que coincidir con las aptitudes físicas y profesionales de la persona.

La solicitud de suscripción al programa de colaboración social con el SOC se puede presentar en cualquier momento en la Oficina de Trabajo correspondiente, de acuerdo con el código postal de la administración pública solicitante. 

Junto con la solicitud de suscripción hay que presentar los documentos siguientes:

  • Una memoria explicativa del proyecto de colaboración social, que especifique la denominación de la obra o servicio de utilidad social, la localización, la fecha prevista de inicio y fin, así como el tipo de jornada, entre otras informaciones. 
  • Un certificado de compromiso de abono a la persona que se contrate de la diferencia entre la prestación contributiva o subsidio que reciba y el importe total de la base reguladora que se tuvo en cuenta para calcularlo, y que garantice el 100% del salario mínimo interprofesional vigente en cada momento. Igualmente, la administración pública contratante se tiene que comprometer a abonar las cotizaciones en la Seguridad Social por accidentes de trabajo y enfermedad profesional, y los costes de los desplazamientos del trabajador desde su domicilio habitual hasta el puesto de trabajo, si es el caso.

Las personas que pueden ser candidatas a participar en los programas de colaboración social tienen que cumplir los requisitos siguientes:

  • Estar en situación de paro.
  • Estar inscritas al Servicio Público de Empleo de Catalunya.
  • Ser perceptoras de prestaciones por desempleo (contributiva o asistencial).
  • Tener registrada su demanda con el empleo y la categoría profesional establecida específicamente al programa de colaboración social.

 

La Oficina de Trabajo preselecciona a los candidatos de entre las personas que tienen un perfil coincidente con lo que pide la administración pública que ha solicitado participar en el programa.

A partir de aquí, la administración pública solicitante es la que hace la selección entre estas candidaturas y comunica a la Oficina de Trabajo la relación de personas seleccionadas.

Información a las administraciones públicas para la adscripción de programas de colaboración social

G146NCOSO-001 Solicitud de suscripción de Colaboración social  

G146NCOSO-002 Memoria del proyecto de Colaboración social 

G146NCOSO-003 Certificación compromiso de abono de la administración solicitante

Real decreto 1445/1982, de 25 de junio, por el cual se regulan diversas medidas de fomento del empleo. (artículos 38 y 39)

Real decreto 1809/1986, de 28 de junio, que modifica el Real decreto 1445/1982, de 25 de junio, sobre medidas de fomento del empleo. Orden del Ministerio de Trabajo de 27/01/1982.